Sigueme en Twitter

domingo, 8 de febrero de 2015

La familia Flick financió al PSOE "por una causa noble" y está en la lista Falciani

Se está publicando la lista Falciani, pero con los pocos datos que tenemos, de momento, tirando de hemeroteca ya se puede sacar mucha punta:

La familia Flick -descendientes del magnate austriaco-alemán Friedrich Karl Flick- aparece con 87 millones de dólares en tres cuentas.


Familia Flick y el PSOE

"A principios de los años ochenta del pasado siglo, Flick era el símbolo de la corrupción política en Europa. Entre 1969 y 1980 había financiado a los partidos políticos alemanes de todos los colores con un total de 1.300 millones de euros. El gerente de su consorcio, Eberhard von Brauchitsch, lo llamaba cínicamente el “cuidado del paisaje político”. Aunque entonces no formaba parte de la Unión Europea, aquel “paisaje” incluía a España y, más concretamente, al PSOE.  flick_2.jpgEl dinero procedía deFriedrich Karl Flick, que durante décadas había dirigido uno de los mayores monopolios industriales de Alemania. Flick había heredado la fortuna de su padre, principal suministrador de armamento de Hitler, por lo que la conclusión es obvia: el dinero nazi financió la creación del PSOE durante la transición y su primera victoria electoral en 1982.  El caso Flick estalló en 1981, cuando una inspección del fisco alemán descubrió un documento contable que recogía pagos en efectivo a políticos de todos los partidos representados en el Bundestag, incluidos los ministros de Economía Hans Friderichs y Otto Lambsdorff, quienes perdonaron al consorcio Flick impuestos por valor de unos 450 millones de euros. La corrupción lava más blanco: transforma en democrático lo nazi y en privado lo público...

... LA CORRUPCCIÓN DE FELIPE GONZÁLEZ felipe_gonzalez.jpg El capítulo español de la trama tardó un poco más en ser destapado, pero no se destapó en España, donde todos miraban para otro lado. Sucedió en 1984 cuando el diputado socialdemócrata alemán Peter Struck declaró a la prensa de su país que otro diputado del mismo partido, Hans Jürgen Wischnewski, había entregado un millón de marcos a la trama española de corrupción que desde el gobierno dirigía Felipe González.  La revista alemana “Der Spiegel” aseguró en 1990 que las primeras entregas de Flick a España procedían de los fondos reservados de los servicios secretos alemanes creados durante el gobierno socialdemócrata-liberal de Helmut Schmidt (1974-1982), con el consentimiento de todos los partidos parlamentarios.Durante la transición, para la entrega encubierta de los sobornos, los servicios secretos alemanes utilizaron cuatro fundaciones políticas diferentes, especialmente la Friedrich Ebert. Para borrar los rastros del origen del dinero también falsificaron la documentación. Las donaciones a España y Portugal ascendieron entre 1978 y 1981 a unos 3,3 millones de euros, según “Der Spiegel”.  ¿Qué es lo que trataban de tapar los servicios secretos y la socialdemocracia? La explicación apareció cuando en la comisión del Congreso compareció von Brauchitsch, el representante de Flick. Carrillo le preguntó: “Tengo entendido que el señor Flick fue condenado por el Tribunal de Nuremberg como criminal de guerra nazi. Y creo que usted es hijo del general que fue jefe del estado mayor de Hitler... Entonces, ¿cómo se explica que ustedes financien al PSOE?” Von Brauchitsch no vaciló en la respuesta: “Tratábamos de cerrar el paso al comunismo y el partido mejor situado para hacerlo era el PSOE”.  Acorralado, Felipe González, entonces presidente del gobierno del PSOE, pronunció aquella célebre frase: “No he recibido ni un duro, ni una peseta, ni de Flick ni de Flock”. Naturalmente que era mentira, en la comisión parlamentaria de investigación los implicados se pusieron de acuerdo en admitir que la Fundación Friedrich Ebert había destinado a España un millón de marcos, pero encontraron un agujero por el que escaparse: lo habían percibido un año antes de que se prohibiera a los partidos españoles recibir donaciones extranjeras. El Congreso de los Diputados absolvió a Felipe González con 263 votos a favor, aprobando las conclusiones elaboradas por la comisión acerca de la inexistencia de pruebas y la falsedad de las declaraciones.  Luego, Felipe González reconoció haber recibido dinero proveniente de Alemania: “Era dinero para una causa noble”, dijo. A eso le llaman nobleza. Esa causa “noble” era la suya propia y la del partido que presidía. Es algo que los republicanos, que no creemos en los títulos nobiliarios, no entendemos."

Fuente: Juan Manuel Oraieta 

"Los implicados admitieron los hechos en la comisión de investigación, pero indicó que se produjeron un año antes de que se prohibiera a los partidos españoles recibir donaciones extranjeras. Finalmente, el Congreso de los Diputados absolvió a Felipe González con 263 votos a favor, aprobando las conclusiones elaboradas por la comisión acerca de la inexistencia de pruebas y la falsedad de las declaraciones."

También cabe decir que Felipe González no mentía, ni un duro ni una peseta, ya que eran Marcos Alemanes de la RFA

No hay comentarios:

Publicar un comentario