Sigueme en Twitter

jueves, 19 de junio de 2014

Descripción actual de la geopolitica en Oriente Medio

1- Arabia Saudí y EEUU no se llevan nada bien. Nunca lo han hecho. Han sido aliados por necesidad (petróleo <=> apoyo militar) desde el famoso pacto de Quincy, pero se detestan bastante.

2- Ha habido "incidentes" entre esos dos países que, de habérseles dado el debido eco, habrían sonado casi a declaraciones de guerra. Por ejemplo: cuando el Pentágono acusó formalmente a sectores de las oligarquías del Golfo de estar detrás del 11S, a los pocos días Arabia retiró 200.000 millones de dólares en fondos de inversión norteamericanos. Hablamos de 2001, cuando no estábamos habituados a escuchar tales cifras sin marearnos. Hay más, éste era a título ilustrativo.

3- Por supuesto que las petromonarquías tienen su propia agenda independiente de las grandes potencias, y más ahora que EEUU está dando señales de debilidad. Los saudíes financian a grupos extremistas en Afganistán, Pakistán, Sudán, Mali, Nigeria, Irak, Siria, Somalia... Casi todos ellos en lugares de alta importancia geoestratégica.

4- Los sauditas están apurados. Tienen grandes problemas. El primero y más importante: el campo de Ghawar está en declive. Este hecho casi explica por sí mismo su política exterior. Aparte, tienen un crecimiento demográfico desbocado, acuíferos subterráneos agotados, problemas con los chiítas en la provincia oriental, tensiones entre el clero y los Saúd, y lo que se les viene encima con el inminente colapso de Yemen. La única forma que tienen de retrasar su propio hundimiento es exportando wahabismo para quitarse de encima a los elementos más peligrosos, y controlando más recursos petroleros. Su propia presión interna le está empujando a una política expansionista.

5- No va a haber "ataque a Irán en dos semanas". Esto debería quedar claro ya para todo el mundo. Y por una razón muy simple: la producción iraní también está en declive, y no muy suave, por cierto. En cuanto esto queda constatado, deja de merecer la pena meterse en una guerra para hacerse con sus hidrocarburos. Además, está aislado, rodeado de enemigos, y aparentemente no supone ninguna amenaza para nadie (excepto para las petromonarquías). En este momento, Irán tiene más valor como aliado que como enemigo. Pero...

6- Irán también tiene sus propios problemas, como se ve. Además del declive de sus campos está su nula capacidad de refino, que le obliga a importar la gasolina. También están las sanciones, inflación, demografía, los kurdos, dependencia de importaciones de cereales (¡de Ucrania sobre todo!), y el descontento interno: sus dirigentes han sido tan increíblemente hábiles en política exterior como idiotas en política interna.

7- Los grandes actores locales, Arabia Saudí e Irán, tienen problemas de producción petrolera. El último reducto intacto en la zona, que no ha llegado al cénit, es Irak. Y es así porque las guerras y las sanciones lo han mantenido "en barbecho" hasta el día de hoy, con la mayor parte de su territorio sin explorar siquiera. Quien se haga con el control de Irak pasará a controlar los últimos recursos que no han llegado al peak y, por ende, el control de los precios internacionales del crudo. Esto lo saben todas las cancillerías del mundo.

8- A Irán le interesa que su vecino sea controlado por chiítas, aunque recela y con razón del gobierno títere de Maliki, que tiene el futuro más negro que el sobaco de un grillo. Le gustaría meter más cuña en Irak por medio de un gobierno más a su gusto con el que poder estrechar lazos comerciales. A Arabia Saudí lo que le interesa es que los sunnitas retomen el poder, pero no los restos del baazismo, sino los wahabbitas, que son de los suyos. Turquía, más modesta, se conformaría con controlar el norte, que es zona de paso de oleoductos y base de operaciones de los kurdos que le causan problemas en su territorio.

9- A Israel le interesa que esa zona esté en conflicto porque así la dejan en paz. Pero hasta cierto punto. No le interesa alimentar monstruos como hizo en su día con Hamas. Si saben lo que les conviene, se abstendrán de intervenir directa o indirectamente, que sería buscarse líos. A fin de cuentas, lo que se cuece en el Golfo no va con ellos, les queda muy grande.

10- EEUU I: su política imperialista en Oriente Medio ha fracasado miserablemente. Quizá no en vidas, pero se han desangrado económicamente y no han logrado el control de los ansiados hidrocarburos. La política energética del churruscao de la Casa Blanca, por más que se le llame "revolución" para darle una connotación positiva, es el reconocimiento de facto de este fracaso. EEUU ha tenido que volcarse en la carísima extracción off-shore en el Golfo de México, en el fracking de corto recorrido, y prepara el asalto al Ártico vía Alaska (más tensiones con Rusia en lontananza).

11- A cualquiera que haya mirado un poco la historia de Oriente Medio no le sorprenderá el maremágnum de alianzas y traiciones casi diarias entre países, tribus, facciones y grupos. Recomiendo "Las cruzadas vistas por los árabes", de Amin Maalouf, para hacerse una idea de por dónde van los tiros. Tampoco es de extrañar teniendo en cuenta que la división territorial de la zona es totalmente artificial, viene del acuerdo Sykes-Picot de 1916, y ha colocado bajo una misma bandera a grupos étnica, cultural e históricamente muy distintos.

12- EEUU II: como ya no pueden permitirse otra guerra, han tirado por la vía de la desestabilización mediante proxies. Porque no aprenden. Lo hicieron con los talibanes, y les salió rana. Lo han hecho con el ISIS, y les ha salido peor (y suponiendo que aún controlen Al Qaeda, que tengo mis dudas). Y esto es precisamente por el punto anterior, el 11. En Oriente Medio es imposible una alianza duradera: sólo se puede controlar entrando como los mongoles de Hulagu Khan y provocando una matanza mucho peor que las de los usanos. Lo que están haciendo, creo que ya se están dando cuenta, no les va a reportar ni un solo barril de crudo.

13- EEUU III: tienen otra opción. La guerra en el "triángulo de la muerte" sunní no la ganaron por la vía militar; en lugar de ello optaron por comprar con cantidades ingentes de pasta a los líderes tribales para que aceptasen un cese de hostilidades. ¿Problemas? Que después de todo ese gasto no les han salido muy leales que se diga. Que parece que los saudíes pagan mejor. Que si no fueran los saudíes, los chinos también van bien de liquidez. Y que todo el mundo sabe que apostar por EEUU, hoy por hoy, es apostar a caballo perdedor. Todavía siguen siendo un actor importante, pero se les ve cansados. Tendrán que centrar sus esfuerzos en la "reconquista" de América Latina (ojo con lo que hagan en Venezuela), porque Oriente Medio ha podido con ellos.

14- China ha desplazado a EEUU como primer socio comercial de Arabia Saudí. También es uno de los primeros, si no el primero, de Irán. Lo demandan todo, y tienen dinero para pagarlo, por ahora. Si en algún momento se estabiliza la situación en Irak, será porque China ha decidido que ya está bien. Aunque mientras no les toquen las exportaciones ni a sus operarios y hombres de negocios en la zona, a los chinos se la pela lo que ocurra entre chiítas, sunnitas y kurdos.

15- A Rusia no le viene mal todo esto, porque las tensiones en la zona se trasladan al mercado de los hidrocarburos, y eso se traduce en un aumento de sus ingresos por exportación de crudo y gas. Ahora bien, ¿puede estar alentando todo este caos? Eso ya se me hace más difícil, por dos motivos: porque la situación en Oriente Medio no necesita de Rusia para empeorar, empeora por sí misma; y porque Rusia ya tiene suficientes problemas en sus fronteras también.


En fin, así es como lo veo yo. Más que un plan maestro urdido en la sombra, lo que estamos viviendo son las primeras etapas de la descomposición de la civilización post-cenit, un todos contra todos y sálvese quien pueda. Habrá pescadores que ganen en el río revuelto, pero no creo que les vaya a durar mucho el botín.

Mi consejo: no tratéis de estar al día de todos los detalles de los grupos y facciones que surjan estos años: será tan imposible como seguir la historia de los Black Sabbath. Quedaos con el big picture, que es bastante más nítido y mucho más aterrador.


 By Santaclaus

No hay comentarios:

Publicar un comentario