Sigueme en Twitter

jueves, 24 de abril de 2014

Ucrania: ¿los americanos están siendo torpes?



De Zhulov : Se confirma lo que dije que los americanos no es que sean tontos, si no más tontos todavía.

Están furiosos porque no han sabido prever lo que iba a pasar, que tampoco era tan difícil, y después de la fase de incredulidad y la de negación, ahora están en la de ira buscando culpables.

 Buscando culpables... ¿Alemania?

....Germany Helped Prep Russia for War, U.S. Sources Say

Over the past few years, NATO countries have helped Russia revolutionize its armed forces. Now questions are arising about a German defense contractor that trained the Russian military.
The world was shocked when Russian special operations forces invaded Crimea with advanced technology, drastically improved operations, and with so much operational security that even agencies in the U.S. intelligence community didn’t see it coming. In Washington, government and congressional leaders are wondering how the Russian special operations forces got so good, so fast, without anyone noticing. Some are wondering how much help Russia had from the West.....

No tiene sentido echarle la culpa a Alemania. Todo lo que mencionan de la mejora de las capacidades de las fuerzas especiales rusas y de comunicaciones, eso es irrelevante o de importancia secundaria:

"nuevas radios, armadura corporal, armas personales y munición"

Nada de eso es relevante si no la modernización gradual del equipo de los soldados de infantería que ha tenido lugar en las dos últimas décadas y en la que los rusos iban con retraso. No hay nada relevante en los chalecos y cascos de kevlar, ni en las versiones modernizadas del Kalashnikov. Lo único importante son las radios individuales para cada combatiente, pero eso no son más que un refinamiento de las radios que llevan la policía y guardias de seguridad, si hasta las llevan los árbitros de fútbol.


Alemania ha proporcionado material y simuladores para mejorar el adiestramiento, pero aunque eso ayuda, no es imprescindible. Y desde luego que para nada relevante. Lo verdaderamente novedoso de la operación de Crimea han sido las operaciones de guerra electrónica y guerra informática para bloquear las comunicaciones del ejército de Ucrania. Y todo el mundo lleva preparándose para esas operaciones desde los 90. Lo malo para los americanos es que para hacer guerra informática con el hacking y los virus, no hace falta mucho dinero, sólo necesitas cerebros en programación, seguridad informática y telecomunicaciones.

Los americanos tenían ventaja en la guerra electrónica sobre los soviéticos gracias a la superioridad en tecnología electrónica, pero ahora todo el mundo tiene microprocesadores. Por poner ejemplos de los 80, USA ya no tiene ventaja ni en radares, ni computadores balísticos ni en equipos de visión nocturna, porque todo el mundo tiene el mismo hardware ya y la exportación de la tecnología ya no se puede controlar como antes.

Además, da la impresión de que los americanos pasan del extremo de subestimar a los rusos al otro extremo de sobrevalorarlos, o lo que es peor, en vez de reconocer que se han equivocado, buscar excusas para la derrota.

Se van de un extremo a otro. En la Guerra Fría sobrevaloraban a las fuerzas armadas soviéticas. Tras la caída de la URSS pensaban que los rusos estaban acabados y que eran unos carniceros incompetentes que sólo se imponían por la fuerza bruta, como en Chechenia, y lo de Georgia, aunque les sorprendió que Rusia reaccionara pensaron que seguían siendo unos chapuceros. Ahora buscan una excusa del tipo "es que los rusos han hecho trampa porque tienen armas secretas", y se van al otro extremo y ponen por las nubes a los rusos cuando lo único que han hecho ha sido limitarse a ocupar tropas en Crimea donde la población está a favor de ellos, a rodear los cuarteles de las fuerzas de Ucrania, y a interferir y bloquear sus comunicaciones. Que está bien hecho, pero es una operación cualquier estado mayor mínimamente competente y un ejército normal debería poder hacer.


Da muy mala impresión de la profesionalidad y el buen juicio de la inteligencia y los estados mayores americanos, que por lo visto, tienen una memoria de pez y a pesar del énfasis en la historia militar no aprenden las lecciones. Se ha pasado del error clásico de prepararse siempre para la última guerra, a vivir en el presente y sustituir las lecciones de la historia por el powerpointismo


Yo siendo realista, consideraba que los americanos son el mejor ejército del mundo simplemente porque tienen dinero y con ello tienen la mejor tecnología y el mejor adiestramiento posible, y eso es lo que más cuenta, tener madera de buenos soldados ayuda, pero lo que cuenta es la instrucción y para eso hace falta dinero y tiempo.

Pero está visto que hay cosas que el dinero no puede comprar. El sentido común una de ellas.


Por ejemplo, la modernización y mejora del ejército ruso es algo que se remonta a la guerra de Chechenia. Recuerdo haber leído traducidos en inglés los informes sobre la batalla de Grozny y que hacían hincapié en eso, que hacían falta cosas como radios, teléfonos móvil, chalecos antibalas y cantimploras extra y otras muchas lecciones para el combate urbano que los americanos tuvieron en cuenta cuando entraron en Bagdad y otras ciudades en la II Guerra del Golfo. Aparte de la ayuda de tecnología que en los 90 no existía, o no tenían los rusos, como las armas guiadas por satélite, los blindajes compuestos que hacían a los carros y blindados invulnerables a los lanzacohetes anticaro, y comunicaciones muy mejoradas. Por ello para los rusos Grozny fue un Stalingrado en miniatura, y para los americanos con todas esas ventajas entrar en Bagdad fue un paseo.


De vuelta a Chechenia, Recuérdese que al final los rusos ganaron, y consiguieron derrotar a los guerrilleros chechenos en una campaña de contrainsurgencia que ha durado una década. Parece ser que estos memos de los americanos no han caído en la cuenta de que aunque al ejército convencional ruso le quede mucho todavía por mejorar, los paracaidistas y los spetznaz se han curtido durante una década de combates en Chechenia, y no hay mejor escuela que el combate. Una cosa es el ejército de leva, y otro mundo aparte son los comandos y paracaidistas rusos que no están muy por detrás de sus homólogos occidentales. El que no se hayan dado cuenta hasta ahora, a toro pasado, da una impresión penosa de la inteligencia americana.

Y no es porque lo diga yo que me crea muy listo, es que esto es de sentido común porque los hechos son los hechos. Todo el mundo esperaba que los rusos entraran en Ucrania como en Hungría en 1956 y en Checoslovaquia en 1968, con tanques y a lo bestia. Sin tener en cuenta que la segunda operación estuvo mejor preparada y costó muchas menos bajas a los rusos que la de Hungría.

Alguno con buena memoria y conocimientos recordaría el precedente de la invasión relámpago de Afganistán, que sería mucho más relevante y que infundió en Occidente un saludable respeto por los rusos, de hecho, de haber querido la URSS podría haber conquistado Europa en un paseo militar en los 70, eso es lo que llevó a la carrera de armamentos de los primeros 80.

Claro que Rusia no es la Unión Soviética ni el ejército ruso actual es el ejército soviético que estaba entonces en la cima de su capacidad bélica. Pero una intervención parecida a la de Afganistán sí que es probable porque a diferencia de Hungría y Checoslovaquia, Rusia contaría con el apoyo de la población civil, y como se ha visto, el ejército de Ucrania sólo existe sobre el papel. Si quieren entrar, llegan hasta Kiev en tres días.

Lo de que Rusia ocupara Crimea es una sorpresa relativa. Lo que ha sido sorprendente es que haya sido sin combates y sin bajas, y que los rusos hayan actuado, para variar, con sutileza sin declarar una intervención abierta.

La conclusión es que los americanos han infravalorado enormemente a Rusia y sobre todo, no tenían ni idea sobre la sociedad y la política de Ucrania ni se esperaban la resistencia popular de los prorrusos. Esperaban hacerse con Ucrania entera sin esfuerzo, y se han quedado conmocionados de que Rusia haya recuperado Crimea sin un tiro.

Luego han pensado que han perdido Crimea, pero que se iban a quedar con toda Ucrania, pero tampoco contaron con la resistencia de los prorrusos y la debilidad de la junta de Kiev.

Supongo que en su peor escenario posible y muy remoto contaban con una invasión rusa al viejo estilo y una guerra subsiguiente entre Ucrania y Rusia. Que es lo que intentan provocar ahora los halcones americanos, como el general Bredelove, se mueren de ganas por empezar una guerra y armar al ejército ucraniano prooccidental. Un escenario como el de Siria para enfangar a Rusia y desgastarla.


Rusia no desea una guerra, ni el coste político de una invasión ni el económico de absorber la mitad de Ucrania, les vendría mejor una Ucrania neutralizada y en la órbita de Moscú, pero los americanos están jugando con fuego y van a volver a quemarse. Por querer quedarse con toda Ucrania, la van a perder, si no entera, por lo menos la mitad. Y lo que quede de Ucrania occidental no será más que un lastre.

No creo que haya elecciones en mayo ni acuerdo para mantener Ucrania unida. Va a producirse la secesión de las provincias prorrusas mediante referendos, y si los golpistas de Kiev, azuzados por los americanos, provocan una escalada de violencia, Rusia intervendrá para evitar que los prorrusos sean aplastados, pero tienen que liberarse por sí mismos, aunque con el apoyo encubierto de Rusia.

No habrá invasión, salvo a invitación de las provincias prorrusas después de que hayan declarado su independencia, en cuyo caso sería una ocupación pacífica.

Pero aunque Putin y todo el mundo prefiera una solución pacífica, y que los rusos consigan sus objetivos sin pegar un tiro, hay margen para lo inesperado. No se despliega una fuerza militar semejante sin un plan de operaciones, y no se puede mantener concentrada la fuerza indefinidamente. El ejército ruso está listo para invadir Ucrania si se le ordena.

Lo que puede provocar la invasión es una escalada de violencia si la junta de Kiev consigue organizar tropas para sofocar la rebelión prorrusa, o si ese gobierno se estabiliza, aunque sea mediante elecciones amañanas, y empieza a armarse con ayuda americana para retomar el Este de Ucrania, igual que hicieron con el apoyo a Croacia en la Guerra de los Balcanes.

Relacionada:   El plan de EE.UU. para Ucrania - una posibilidad

1 comentario:

  1. Joder que buena reflexión, igual que los massmedia!! ironia

    ResponderEliminar