Sigueme en Twitter

jueves, 13 de septiembre de 2012

Otra punto de vista de la crisis, articulo traducido de Stefanie Claudia Müller


Traducción de un artículo publicado el jueves en varios periódicos económicos alemanes, por su corresponsal en España


Hoy, 6 de septiembre, se encuentran en Madrid los gobiernos de Alemania y España, acompañados de un nutrido grupo de empresarios, y donde seguro hablarán sobre las condiciones para poder otorgar más ayudas financieras a España o a su sistema bancario. En los dos lados se ha elevado el tono en los últimos meses y es con gran expectación que España espera ahora la decisión que va a tomar el Tribunal Constitucional alemán, que esa sí es crucial, el día 12, sobre la conformidad o no del rescate europeo y las obligaciones derivadas para los alemanes.

En Alemania crece la critica contra la supuesta "mentalidad de fiesta" de los españoles; en España los medios cada vez son más negativos con la supuesta dureza de la canciller Merkel. Pensamos que la situación es mucho más compleja de lo que presentan ambos gobiernos y la mayoría de los medios. España no es Grecia, pero España puede ser un paciente crónico si Alemania, junto con Europa, no contribuye a solucionar sus verdaderos problemas.

España no debería recibir más dinero sin que se cambie a fondo el sistema político y económico, hoy en manos de una oligarquía política aliada con la oligarquía económica y financiera, y sin que se aumente la participación ciudadana real en las decisiones políticas. Para no perpetuar la crisis y endeudar a los españoles durante generaciones, el Gobierno español debe reformar a fondo la administración de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, en su mayoría en bancarrota y completamente fuera de control, sometiendo a referéndum el modelo de Estado.



Este tema es la clave del futuro de España, porque las regiones, ayuntamientos y diputaciones son los responsables de los dos tercios del gasto público -234.000 millones frente a 118.000 el Estado en 2011-, excluyendo la Seguridad Social -23.000 millones-, y este gasto se realiza en condiciones de descontrol, despilfarro y corrupción totalmente inaceptables. Las razones verdaderas de la crisis del país, en consonancia con lo dicho, nada tienen que ver con salarios demasiado altos -un 60 % de la población ocupada gana menos de 1.000 euros/mes-, pensiones demasiado altas -la pensión media es de 785 euros, el 63% de la media de la UE-15- o pocas horas de trabajo, como se ha trasmitido a veces desde Alemania. A España tampoco le falta talento, ni capacidad empresarial ni creatividad. Tiene grandes pensadores, creativos, ingenieros, médicos excelentes y gestores de primer nivel.
La razón de la enfermedad de España es un modelo de Estado inviable, fuente de todo nepotismo y de toda corrupción, impuesto por una oligarquía de partidos en connivencia con las oligarquías financiera y económica, y con el poder judicial y los organismos de control a su servicio. En España no existe separación de poderes, ni independencia del poder judicial, ni los diputados representan a los ciudadanos, solo a los partidos que los ponen en una lista. Todo esto lleva también a una economía sumergida que llega al 20% del PIB y que frena la competencia, la eficacia y el desarrollo del país. Además, detrae recursos con los que podrían financiarse educación y sanidad.

Las ayudas para España, igual que para otros posible candidatos de rescates, no deben ir a bancos ya casi en bancarrota y fuertemente politizados. En la CAM, el Gobierno ha comprometido 16.000 millones de dinero público en lugar de cerrarla; en Bankia, 23.000, y el Ejecutivo acaba de darle 5.000 millones urgentemente para cubrir pérdidas en vez de cerrarla, y además de forma tan extraña que despierta todo tipo de recelos. ¿Por qué se ha utilizado el dinero de los españoles (FROB) en vez de esperar los fondos de la UE? Es lícito suponer que la razón es la siguiente: los bancos no quieren que la UE investigue sus cuentas.

Control estricto y duras condiciones. Ya el caso de Grecia ha demostrado que las ayudas europeas tienen que estar vinculadas a un control estricto y condiciones duras. Esas condiciones no pueden solamente representar recortes sociales o subidas brutales de impuestos, como hace ahora el Gobierno de Mariano Rajoy con la excusa de Europa . Se tiene que cambiar más en España que cortar gasto social, que de todos modos es mucho más bajo que en Alemania, y hay otros gastos infinitamente más relevantes que se pueden eliminar. Además, los casos de corrupción resultan tan escandalosos, incluso en el propio Gobierno, que uno solo puede llegar a una conclusión: el dinero de Europa no puede ser manejado por personas tan increíblemente venales.

La pasada semana el ministro de Industria Soria -imputado también por corrupción urbanística en Canarias- acusó al ministro de Hacienda en el Consejo de Ministros de favorecer descaradamente a la empresa líder de renovables, Abengoa, de la que había sido asesor, en la nueva regulación de estas energías, que reciben más de 7.000 millones de euros de subvenciones anualmente. Y Rajoy, al que entregó una carta probatoria, ni dijo ni hizo absolutamente nada.

No puede permitirse por más tiempo este nivel de corrupción, y menos aún a 17 regiones funcionando como estados independientes, con todos los organismos multiplicados por 17, desde 17 servicios meteorológicos a 17 defensores del pueblo, con 200 embajadas, 50 canales de TV regionales en pérdida, 30.000 coches oficiales o 4.000 empresas públicas que emplean a 520.000 personas, creadas específicamente para ocultar deuda y colocar a familiares y amigos sin control ni fiscalización alguna. En conjunto, unos 120.000 millones, equivalentes al 11,4% del PIB, se despilfarran anualmente en un sistema de nepotismo, corrupción y falta de transparencia.

Y con esto se tiene que acabar, entre otras cosas, porque ya no hay dinero. Los últimos datos de las cuentas públicas conocidos la pasada semana son escalofriantes. El déficit del Estado a julio ascendió al 4,62% del PIB, frente a un déficit del 3,5% comprometido con la UE para todo el año (del 6,3% incluyendo regiones y ayuntamientos). Pero lo realmente inaudito es que España está gastando el doble de lo que ingresa. 101.000 millones de gasto a julio frente a 52.000 millones de ingresos, y precisamente para poder financiar el despilfarro de regiones y ayuntamientos, que no están en absoluto comprometidos con la consolidación fiscal.

El tema del déficit público es algo que roza la ciencia ficción, y que ilustra perfectamente la credibilidad de los dos últimos gobiernos de España. En noviembre de 2011, el Gobierno dijo que el déficit público era del 6% del PIB; a finales de diciembre, el nuevo Gobierno dijo que le habían engañado y que el déficit era superior al 8%, y que se tomaba tres meses para calcularlo con toda precisión. A finales de marzo, se dijo que definitivamente era del 8,5%, y ésta fue la cifra que se envió a Bruselas. Dos semanas después, la Comunidad de Madrid dijo que sus cifras eran erróneas y el Ayuntamiento de la capital igual… el déficit era ya del 8,7%.

Sin embargo, la semana pasada el INE dijo que el PIB de 2011 estaba sobrevalorado y, con la nueva cifra, el déficit era del 9,1%; dos días después, Valencia dijo que su déficit era de 3.000 millones más; o sea, que estamos en el 9,4% y las otras 15 CCAA y 8.120 ayuntamientos aún no han corregido sus cifras de 2011. Lo único que sabemos es que están todas infravaloradas. El déficit real de 2011 puede estar por encima del 11%, y en 2012 se esta gastando el doble de lo que se ingresa. Como dice el Gobierno de Rajoy, “estamos en la senda de convergencia”. Y es verdad… de convergencia hacia Grecia.

Claramente, la joven democracia española tiene todavía muchos déficits de representatividad y de democracia que deberían interesar a la canciller Merkel y también a Europa, si queremos evitar una Grecia multiplicada por cinco y salvar el euro. Esto es lo que ha hecho posible el despilfarro masivo de las ayudas europeas, con una asignación disparatada de las mismas, a pesar de que estas ayudas han supuesto una cifra mayor que la del Plan Marshall para toda Europa.

Es frustrante que a causa de este sistema oligárquico nepotista y corrupto se destroce talento y creatividad y que ahora muchos jóvenes se vean forzados a trabajar fuera, muchos en Alemania. Esa situación nos ha llevado a una distribución de riqueza que es de las más injustas de la OECD. La antaño fuerte clase media española está siendo literalmente aniquilada.

Resumiendo: no es una falta de voluntad de trabajo, como se piensa tal vez en algunos países del norte de Europa, lo que hace que España sufra la peor crisis económica de su Historia. Es un sistema corrupto e ineficiente. La crítica del Gobierno alemán y sus condiciones para un rescate de España se deberían concentrar en la solución de esos problemas. En caso contrario, solo conseguirán que una casta política incompetente y corrupta arruine a la nación para varias generaciones.

*Stefanie Claudia Müller es corresponsal alemana en Madrid y economista;

13 comentarios:

  1. En dos sílabas: ¡Bra-vo!

    ResponderEliminar
  2. Fuera de nuestras fronteras tienen claro los males de los que adolece España y la solucion. Ya solo queda que nos terminemos de enterar aqui dentro.

    ResponderEliminar
  3. Sistema inviable, clase política corrupta en connivencia con el poder económico, justicia al servicio del poder y pueblo adocenado. Un coctel perfecto para acabar en el tercer mundo.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo. ¡ojala lo vieran nuestros politico, TODOS, asi de claro !!! y se pusieran manos a la obra

    ResponderEliminar
  5. Magnifico. Se lo mandaría al anormal de Salvador Sostres a ver si aprende algo de periodismo, pero no creo que entienda dos palabras seguidas del artículo.

    ResponderEliminar
  6. ole tus huevos, mas claro agua

    ResponderEliminar
  7. ESTOY COMPLETAMENTE DE ACUERDO CON TODO LO QUE DICE S.Claudia Müller, y escojo su último párrafo como rersumen de cuanto dice : ................................................................................ """ ES UN SISTEMA CORRUPTO E INEFICIENTE. La crítica del Gobierno alemán y sus condiciones para un rescate de España se deberían concentrar en la solución de esos problemas. En caso contrario, solo conseguirán que una casta política incompetente y corrupta arruine a la nación para varias generaciones"""

    ResponderEliminar
  8. Al final, solo nos queda Europa. Seguramente la unica posbilidad que tendremos los españoles para poner orden y ayudarnos a librarnos de la clase politica y financiera sea plorque Europa lo fuerce. Pero la historia me dice que cuando España necesito de Europa, siempre nos dio por el culo.

    ResponderEliminar
  9. Todo me parece perfecto y estoy de acuerdo...pero me pregunto ...porqué han reaccionado ahora ?? éste ha sido un proceso largo de 7 u 8 años, con gastos que no se pagaban nunca, el paro que iba en aumento a mucha velocidad,y nadie rechistaba (Europa lo sabia).
    El problema y muy penoso, és que el actual gobierno hace lo mismo que el anterior, subir impuestos, seguir con la misma cantidad de "politicos" que viven del presupuesto que está formado por nuestros impuestos,( que tenemos más que el resto de Europa juntos )y dejando pasar el tiempo sin dar solución a nada.

    ResponderEliminar
  10. Excelente análisis de los males que aquejan a España y por ende de lo que hay que solucionar para empezar a salir del agujero en el que nos han metido, no se si con intención, por error o por ineptitud, pero ahí estamos y como en un derrumbamiento, primero hay que remover los escombros y poner unos cimientos sanos y fuertes antes de restablecer la construcción derrumbada. Es posible que necesitemos una mano de expertos asépticos, que sin ataduras sean capaces de meter la pala bien a fondo y no hablo de dinero, hablo de integridad, honradez y ganas de bien hacer con un sentimiento humano y no tan mercantilista y dinerario.

    ResponderEliminar
  11. Este articulo tiene verdades incuestionables.

    Evidentemente, el sistema descentralizado tan abusivo que tiene España, aunque parezca mentira, es lo que realmente quieren y han querido los Españoles historicamente, aunque externamente en las manifestaciones no lo reflejen asi. Igual que existe el "Sueño Americano", del emprendedor que llega a America y triunfa en los negocios, existe el "Sueño Español", del ni-ni que al final acaba consiguiendo un empleo publico. Y para que esto sea posible, es necesario crear el espejismo de infinitos puestos publicos. Magnifica Sanidad Publica, Alta Educacion Publica (increible oferta universitaria y postgrados) y redes Administrativas interminables, son los tres jinetes que tiene España, y contados paises con los dedos en el mundo. Pero esto tambien tiene sus pros: Los padres tienen una guarderia muy barata donde meter a los niños cuando cumplen 18 años y no saben que estudiar, o la gente puede pasar por la consulta alegremente cuando necesita solicitar una baja medica injustificada, igual que disponemos de una ONG para que una cantidad de poblacion muy digna, pueda trabajar sus 35 horas semanales a salario completo (y ahora 2,5 horas mas!! seguramente alguno morira de sobreesfuerzo R.I.P.) en un mercado de trabajo globalizado, donde en la actualidad trabajando menos de 40 horas, eres un parasito laboral (totalmente improductivo)

    Los CLU estan bajando un poco (menos mal), ¿donde se ha visto un blue collar ganando 50000 euros brutos anuales? (Me refiero fuera de la España de hace 4 años). Por otro lado, la produccion esta subiendo, considerando que la estadistica se basa en una poblacion desempleada cada vez mayor, no es una novedad... Pero afortunadamente son dos datos, que simbolizan una futura prevision de recuperacion economica.

    En cuanto a las politicas de Demanda, hoy en dia el Gobierno es poco mas que una marioneta. Lo unico que no comparto con este articulo, es la incriminacion a los Españoles de conservar el Oligopolio democratico como si fueramos la unica masa ignorante del mundo (que lo somos, pero no mucho mas ignorante que el resto de los paises del mundo). Que ocurre, ¿que en Alemania acaso se reparten el poder politico entre 10 o 12 entidades a partes iguales? ¿o que en las ultimas 6 legislaturas han cambiado 6 veces de partidos entre la extensa variedad que hay? En todos los paises occidentales existe un claro bipartidismo con pequeños tintes de coalicion con partidos de segundo o tercer grado que se conforman con las migas, y los resultados """multipartidistas""" siempre condicionados, segun que mal se hayan portado los anteriores gobiernos. En Alemania, nada mas lejos de el CDU y el SPD... De hecho el PP y el CDU pertecen a la misma "coalicion" politica a nivel europeo llamada EPP (European People's Party).

    Aunque parezca que el gobierno pueda solucionarnos la vida, hoy en dia solo pueden hacer una cosa: Subir o Bajar los impuestos, y decidir como invertir el dinero que reciben. Teniendo en cuenta, que casi el 50% se lo gastan en pensiones y en prestaciones sociales, que hay unos gatos """fijos""" del orden del 30% (ejercito, seguridad, sanidad, educacion), queda muy poco margen (Al menos de la mano del Gobierno Central), para pilotar la nave, considerando, que una buena cantidad, hay que gastarla en lo UNICO importante que realmente puede sacar a España del barrizal: las inversiones estructurales, y las ""inteligentes"" subvenciones a los distintos sectores economicos para fomentar la inversion privada.

    Aunque resulte un poco duro de afirmar, el resto aqui...

    ResponderEliminar
  12. El análisis está claro, pero ¿ y las soluciones ?. ¿ Los políticos van a arreglar este problema de derroche de gasto público en Instituciones , lo que le perjudicaría a ellos ?. El dinero que se ha dado a los bancos en ruina, se perderá, al final tendrán que cerrar, y ese dinero vendría muy bien para proyectos de emprendedores. Los políticos tendrían que ser profesionales, pasar unas oposiciones, o algo así, para al menos tener la certeza de que valen para algo. Ahora resulta que no hay dinero para estos organismos, que hay déficit, y ¿ ahora se dan cuenta ?, ¿ esta es la previsión de los políticos ?. Siento vergüenza de los políticos que tenemos, tanto los de izquierdas como los de derechas, por llevarnos a este pozo, y no ver más allá de las próximas elecciones, para seguir chupando claro.

    ResponderEliminar